Más
Carrito 0

El Origen de las Barricas de Roble

Publicado por Bodega Iniesta en

El uso de las barricas de roble imprescindible en el mundo del vino puesto que sin ellas, no percibiríamos el vino como lo hacemos. El inicio de las barricas fue debido a una sencilla y rápida forma de transformar el vino.

 Antiguamente, en la época de la antigua Roma, el vino era una bebida de Dioses y se transportaba en envases de arcilla. En ese momento, era el tipo de recipiente más usado, costumbre heredada del antiguo Egipto. Durante siglos, la arcilla fue la forma en la que se guardaba y transportaba el vino, sin embargo era muy frágil y tendía a romperse. Cuando los romanos empezaron a expanderse durante el Imperio Romano, cada vez se rompían más y más barricas de arcilla.

 Una vez que llegaron a Galia, descubrieron que los conciudadanos de Astérix y Obélix utilizaban barricas de madera de roble para guardar la cerveza. Ellos las hacían humidificando y calentando las tablas para darles la forma que buscaban, de la misma manera que hacían sus barcos.

 Los romanos copiaron la forma de almacenamiento de la cerveza de los Galos y la trasladaron a su vino puesto que era sencilla de doblar, era una de las maderas más comunes en Europa y además, era impermeable.

Barricas de Roble

 El gran Imperio abandonó las barricas de arcilla y comenzaron a fabricar y utilizar barricas de roble. Con el tiempo y el pasar de las civilizaciones, nos fuimos percatando de que el añejar el vino en barricas de madera de roble, mejora su sabor.

 Más de dos mil años después, continuamos utilizando esta forma de almacenar y añejar el vino. Y nosotros nos preguntamos, ¿cuál será la próxima innovación para almacenar el vino?


← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario